Así les va a los colegios e institutos que están acabando con el libro de texto


Cada año, en junio, con el último claustro ordinario, en los colegios de primaria e institutos de secundaria se aprueban los libros de texto que los alumnos tendrán que usar durante el curso siguiente. La información llega días después a los padres a través de un listado publicado en el tablón de anuncios del centro, la web oficial o un documento adjunto con las notas de sus hijos. Entonces se inicia la cuenta atrás para asimilar que en septiembre, de media y según la OCU, cada mochila de libros de texto cuesta a las familias unos 215 euros. Si son en formato digital, el precio se puede quedar en la mitad.

Esta rutina de cada final e inicio de curso se está olvidando en algunos centros, donde el libro de texto clásico, el de las editoriales (ya sea en formato de papel o en digital), se ha acabado como única forma de entender las clases. No puedo contaros que esta situación sea algo ni de lejos habitual, pero sí que hay centros y sobre todo profesores que han decidido que el libro de texto pase a la historia.

El dejar de lado el libro de texto no se debe afrontar con el objetivo principal del ahorro para las familias. No es un argumento vacío ni débil, ni mucho menos poco importante, pero abandonar el libro de texto es un paso esencial para conseguir un cambio en la educación en el que coinciden todos los profesores, responsables de centros y directivos con los que hemos hablado y han contado su historia.

[…]

Al profesor tampoco le ayudan los libros de texto a día de hoy. Su rol con el libro de texto puede simplificarse y reducirse a un conductor con el camino fijado por la administración, cuando no la editorial. No hay excesiva posibilidad de revolución o avance metodológico. […]

Un ahorro que en realidad es una inversión

Sin libro de texto, los padres no tiene que comprarlo, los alumnos pueden decidir qué temas les interesan y el profesor no tiene de antemano resuelto el camino a seguir a nivel curricular. […]

“En muy poco tiempo el conjunto del equipo docente estuvimos de acuerdo en eliminar los libros de texto del centro de forma progresiva, para poder así, redefinir los objetivos de aprendizaje de nuestro alumnado de forma más personalizada”. […]

“Seguramente la estructura laboral del profesorado se debería actualizar para facilitar el debate y el diseño pedagógico en el que el docente entienda la educación como una responsabilidad social en la que su papel es fundamental para garantizar el mejor futuro posible de los alumnos”. […]

El libro de texto ha llevado a los alumnos a perder un hábito de trabajo autónomo y acostumbrarse a un aprendizaje mecánico, si motivación y descontextualizado. […]

Articulo completo en https://xataka.com/

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ampa, Educación, escuela pública., Libros, material libre. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s