Sin deberes, exámenes ni asignaturas: la enseñanza alternativa llega a la pública


Las pedagogías innovadoras han dejado de ser monopolio de 
las escuelas privadas y cada vez más centros públicos 
apuestan por estas iniciativas, a pesar de las dificultades

inovacion
Son las 9:30 de la mañana y las clases del colegio público Trabenco, en Leganés (Madrid), se van llenando con cuentagotas. Ninguna sirena apresura el paso de los alumnos, que al sentarse lo primero que hacen es abrir un libro de lectura. Después de media hora dedicada a leer no tendrán Lengua, ni Mates, ni Cono. En este centro de primaria e infantil, el tiempo no se organiza en asignaturas: tienen un método propio que no se rige por exámenes, libros de texto ni deberes. Trabenco es uno de los cerca de cien centros públicos distribuidos por toda España que desarrollan pedagogías alternativas, alejadas —y huyendo— del funcionamiento tradicional, dentro del propio sistema.

“Creemos en una manera de educar que tenga al niño como centro de la actividad, que no esté impuesto por el adulto, sino que considere sus capacidades, intereses y ritmos”, explica David Fernández, director del centro. Este colegio lleva 40 años aplicando esta filosofía, que tienen en común todas las escuelas innovadoras, inspiradas en pedagogías como las de Montessori, Gardner u otros referentes de una enseñanza solo accesible tradicionalmente a los que pueden permitirse una escuela privada.

“Cada vez hay más interés, tanto de padres como de profesores, por este tipo de iniciativas”, cuenta Almudena García, de Ludus, un directorio de educación alternativa en España. Además cree que la crisis ha tenido mucho que ver en este cambio de orientación: “En los últimos años se han empezado a cuestionar cosas que antes se daban por hecho, como la educación que hemos tenido hasta ahora. Se ha visto que el sistema ‘ir al colegio, pasar a la universidad y conseguir un trabajo’ ya no funciona”.

Proyectos en lugar de asignaturas

La mayoría de los centros innovadores comparten metodología: la enseñanza por proyectos. En lugar de asignaturas distribuidas por el horario, desarrollan proyectos transversales propuestos por los alumnos donde los profesores van incorporando los conceptos de las distintas áreas. “Por ejemplo, si se ha elegido estudiar sobre Brasil, se tratan temas de geografía, música, naturaleza…”, explica Miguel Ángel Galindo, un padre de dos alumnos de Trabenco. “Depende del proyecto que se elija, se podrán meter unas materias u otras. La idea es que salga un tema que les interese, y luego se aplica el método científico: vemos lo que sabemos, lo que queremos descubrir, y las hipótesis de partida para luego investigar”, cuenta David Fernández.

[….]

Ambientes en lugar de clases

[….]

Informes cualitativos en lugar de notas

[….]

lee el articulo completo en http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2016-12-24/ensenanza-alternativa-colegios-publica_1308699/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Educación, escuela pública., Noticia, Valores. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Sin deberes, exámenes ni asignaturas: la enseñanza alternativa llega a la pública

  1. Diego Guzmán dijo:

    Para los que nos dedicamos a la enseñanza desde hace ya bastantes años, cuando uno lee artículos como este nos surgen todo tipo de pensamientos. Por un lado recordamos aulas y maestros (incluso colegios enteros) que durante cursos completos han llevado adelante la enseñanza por proyectos. Una inmensa mayoría ha vuelto a una enseñanza más tradicional basada en asignaturas y, sobre todo, en libros de texto. Los motivos son muy variados y entre ellos tenemos la lucha y/o justificación constante ante la administración educativa que no suele apoyar demasiado este tipo de pedagogías, ahora aún más complicado con currículos más cerrados y la amenaza constante de pruebas diagnóstico, revalidas, rankings, etc. Que casan muy mal con estas metodologías. Otras veces es la falta de apoyo interno en los propios centros o los padres que no entienden que están estudiando sus hijos y, por supuesto, el cansancio personal del maestro que puede suponer el estar siempre en la brecha.
    Frente a todos estos inconvenientes aún hay hoy, también en aulas de la Región de Murcia, maestros que siguen creyendo en esta u otras metodologías alternativas y que están dispuestos a dejarse la piel para llevarlas a cabo. Aun así, no es oro todo lo que reluce y tampoco se podría, seguramente, llevar esta forma de trabajar a todos los centros y todas las aulas.
    Muchos pueden pensar que es un modelo inviable y totalmente utópico, seguramente tienen razón pero como dice el escritor uruguayo Eduardo Galeano “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.”
    No obstante, no olvidemos parafraseando al dramaturgo y poeta irlandés Yeats “La educación no es llenar un cubo, sino encender un fuego”. Y seguramente con la educación tradicional apagamos más fuegos de los que encendemos

  2. Antonio ML dijo:

    Diego, menos mal q alguien medita sobre estos temas…
    Estoy contigo, no hay una recete aplicable a todos los casos… en nuestra meta debe estar el “seguir mejorando”, me gusta tu cita de Geleano.

    La de Yeats la conocía en versión Lao Tsé:
    “Educar no consiste en llenar un vaso vacío, sino en encender un fuego latente…” Lao Tsé.

    Un saludo

    • Diego Guzmán dijo:

      Seria interesante, aunque no se escriba en comentarios, que los padres, como corresponsables de la educación e instrucción de nuestros hijos reflexionemos y estemos al tanto de estos temas ya que su futuro depende en gran medida de las decisiones que tomen administración, profesores, padres y el propio alumnado. Mi caso no tiene mérito ya que me dedico a eso que se ha venido en llamar ahora “enseñanza-aprendizaje”.
      Sobre las citas,ya sabes que es normal que con distintas o parecidas palabras se repitan las ideas más importantes. El Tao Te Ching (en mi época Tao Te King) es sin duda uno de mis libros preferidos y que más he releido, aunque no estoy seguro que la cita de Lao Tse sea de este libro.
      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s