Los padres exigen que los profesores trabajen en julio para dar clases de recuperación


Interesante artículo de Susana D. Machargo en  http://www.lavozdeasturias.es/

Si los colegios abriesen en julio y los profesores impartiesen clases para los exámenes de recuperación, las familias no tendrían que pagar academias particulares y la enseñanza avanzaría hacia la gratuidad. Los docentes son funcionarios, así que en teoría solo tienen un mes de vacaciones, por lo que el planteamiento es viable. Así lo plantea Elena González, presidenta de la Federación de Padres Miguel Virgós, el colectivo mayoritario en la escuela pública asturiana, en una extensa carta remitida a La Voz, en la que reclama un cambio en el actual modelo pedagógico. González, que abandonará el cargo en una semana y que ha sido vicepresidenta de la confederación nacional en los últimos años, ha sido una de las principales impulsoras de la huelga de deberes. Considera esta campaña un toque de atención necesario para comenzar a cambiar un modelo que tilda de caduco. Carga, además, contra el consejero de Educación, Genaro Alonso, al que considera «cómplice» de los docentes, por defender una serie de privilegios que nada tienen que ver con la mejora de la calidad educativa. Elena González abandona la primera línea saldando cuentas. Lanza propuestas y denuncia todo aquello que ha visto desde dentro.

La presidenta de la FAPA Miguel Virgós acusa a la Consejería de Educación del Principado, tanto al actual equipo como a los anteriores, de haber sido «cómplices en la desaparición de la jornada partida, al permitir la continua, favoreciendo a sus docentes y no a los menores, a quienes tienen la obligación de proteger». El colectiLa mayor implicación de las familias en la educación de sus hijos es uno de los mantras más repetidos en los últimos años al hablar de la enseñanza. Sin embargo, Elena González teme que sea más una pose que una reivindicación real. De ser así, la administración debería escuchar sus opiniones, respetar sus posiciones e intentar entender su posición, «que no es ni mucho menos caprichosa, sino que es debida a nuestra preocupación lícita por los intereses de nuestros hijos e hijas, por su educación integral y justa, y para que no quede ni un solo niño discriminado en esta guerra de egos, de intereses económicos y vo asegura que el cambio de jornada, que se implanta mediante votación, no beneficia a los estudiantes y sí a los docentes, que consiguen un horario comprimido por la mañana. También acusa a la administración de que «el profesorado no cumpla con las jornadas por las que cobra un sueldo, permitiendo que los meses de junio y septiembre salgan una hora antes». Además, desata el debate sobre lo que sucede en el mes de julio. Si los docentes son funcionarios, solo tendrían derecho a un mes de vacaciones, ¿por qué cierran entonces los colegios e institutos en julio.

El verano

Elena González realiza una propuesta. Lanza la idea de los centros permanezcan abiertos en julio y que los docentes atiendan a los alumnos que han suspendido para después fijar los exámenes de recuperación a finales de mes y que agosto se convierta en un mes de vacaciones reales tanto para los estudiantes como para los alumnos y sus familias. «Así de paso, nos ahorrarían a las familias pagar para que nuestros hijos e hijas sean atendidos en academias privadas, las cuales son capaces de enseñarles lo necesario para aprobar en un mes, logro del que el centro escolar no ha sido capaz durante 10 meses», explica. «Las familias hemos consentido esto desde hace mucho tiempo, pero la costumbre no significa derecho», insiste con contundencia.

No es lo único que quiere cambiar. Insiste en que el sistema educativo está anticuado y en que «muchos de nuestros modelos pedagógicos ya se han desterrado en la mayoría de los países con los que nos comparamos, los deberes para casa están prohibidos en algunos o entendidos con otro concepto en otros». Reclama un amplio debate en el que se cuestionen muchos temas, desde los polémicos deberes -que son el eje central de su carta- a la obligación de adquirir libros de texto o las lecciones magistrales como baluartes de la educación. «Nos comparamos permanentemente con otros sistemas y otros países, pero las realidades, las inversiones, la ciudadanía, la formación del profesorado, la sensibilización de las familias, el papel de estas en el proceso educativo de sus hijos, la concienciación hacia las necesidades del menor, también son distintas, lo que hace que tengamos que buscar las soluciones en nuestra propia realidad», reflexiona.

Los deberes

[….]

Los docentes

[….]

Las familias

[….]

Leer el artículo completo en http://www.lavozdeasturias.es/

Anuncios

Acerca de Antonio ML

Facultativo de Estadística, Servicio de Apoyo a la Investigación. Universidad de Murcia.
Esta entrada fue publicada en Deberes, Educación, escuela pública., Noticia, Valores. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los padres exigen que los profesores trabajen en julio para dar clases de recuperación

  1. Emilia Maria Alcantara Garcia dijo:

    Buenos dias! No va a ver una reunión informativa del AMPA para los padres del colegio? Un saludo

  2. Emilia Maria Alcantara Garcia dijo:

    Buenos dias! Me podríais decir el número de socio del AMPA,es para la solicitud de las clases extraescolares de inglés. Mis hijas se llaman: Angela María Valverde Alcántara 4B Candela Valverde Alcántara 1 Infantil Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s