Dos niños de realidades muy distintas muestran la crudeza de la desigualdad


No toda la gente tiene las mismas oportunidades, eso es algo que se ve todos los días; la educación que la familia puede dar a los hijos es fundamental y eso varía dependiendo del dinero y la situación social que se tiene. Con los años, ya se van perdiendo las esperanzas, la idea de lograr estudios superiores queda atrás y los trabajos demandan cada vez más tiempo. Esta historia de dos niños en situaciones muy diferentes, retrata lo sucede en casi todos los países del mundo: pincha aquí

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Educación, escuela pública., Valores. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s